Villa del Parque: detienen a delegados que protestaban por los despidos en Laboratorios Craveri

Un hecho similar había ocurrido la semana pasada, que impulsó una declaración de preocupación en la Legislatura porteña.

Este lunes la Policía de la Ciudad detuvo a Carlos Zinser, delegado de Laboratorios Craveri, y a Gisele Ledesma, delegada del Laboratorio Gador, por reclamar la reincorporación de 47 trabajadores despedidos por Craveri. El hecho ocurrió frente a la planta de Teodoro Vilardebo 2855, en el barrio porteño de Villa del Parque (Comuna 11). Están demorados en la Comisaría 11B.

Un delegado de Craveri dijo a ANRed: “El comisario Ochoa, a cargo del operativo, golpeó con un golpe de puño a uno de los compañeros que estaba en la puerta de la fábrica, que es Javier, uno de los delegados de la Clínica del Sol”, que también había ido al laboratorio a acercar su solidaridad, detalló.

Además, agregó que los efectivos policiales que actuaron son «la misma policía que el jueves 6 de junio se llevó detenido a Facundo Gutiérrez», delegado de ATSA, también por solidarizarse con la lucha contra los despidos masivos.

El viernes las legisladoras porteñas Lorena Pokoik y Victoria Montenegro presentaron este proyecto de declaración en la Legislatura porteña: “La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su más profunda preocupación frente a la injustificada detención del delegado gremial de la empresa CRAVERI S.A.I.C. El mismo se encontraba realizando una asamblea junto a compañeros trabajadores en la puerta de la planta de Villa del Parque”.

Noticias relacionadas

Fundamentaron: “En horas de la mañana del día 06 de junio del presente, un grupo de trabajadores de la empresa CRAVERI S.A.I.C se encontraban realizando una asamblea en la puerta de la planta de Villa del Parque ubicada en Teodoro Vilardebo 2855 CABA.  Mientras se estaba realizando la asamblea se hizo presente en el lugar personal de la Policía de la Ciudad quienes manifestaron que los trabajadores no podían estar en la puerta de la empresa ya que estaban obstruyendo el ingreso a la misma. Fue en ese momento que ante la negativa de los trabajadores de terminar con la asamblea, personal Policial proceden a realizar una contravención al compañero delegado gremial Facundo Gutiérrez manifestando que estaba obstaculizando una puerta de ingreso”.

“Ante la ejecución de la contravención y para evitar seguir en discusión con el personal Policial, los trabajadores que estaban en asamblea, optaron por despejar el ingreso que estaba siendo parcialmente obstaculizado y se hacen a un lado del lugar que ocupaban. Pocos minutos después, se hizo presente nuevamente el personal de la Policía de la Ciudad quienes procedieron a detener al delegado gremial Facundo Gutiérrez. Los efectivos le informaron al detenido que actuaban conforme a la orden de la Fiscalía N° 24 de la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en Paseo Colon 1333”, sumaron.

“La empresa CRAVERI S.A.I.C, es un laboratorio farmacéutico de capitales nacionales que data del año 1909. Posee tres plantas en Monte Castro, Villa del Parque y Caballito. Actualmente atraviesa un conflicto por el cual 47 trabajadores y trabajadoras que desarrollan sus tareas en la planta ubicada en la calle Arengreen 822, del barrio porteño de Caballito, fueron despedidos y permanecen en las inmediaciones defendiendo sus fuentes de trabajo, esperando que haya una salida favorable al mismo. El Ministerio de Producción y Trabajo dictó la conciliación obligatoria, la empresa no acató la medida y sólo fueron reincorporados algunos trabajadores del turno noche en 2018. Asimismo, la última presentación del Plan Preventivo de Crisis no fue aprobada ni por la representación sindical ni el Ministerio de Producción y Trabajo”.

“Es oportuno destacar que el pasado  miércoles 3 de abril, realizaron la detención de los ciudadanos Horacio Wasserman, Darío Fonticelli, Walter Benítez, Facundo Gutiérrez y Martín Mendoza, delegados de la Comisión Interna de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina – A.T.S.A. en el marco de una asamblea en el lugar de trabajo, en la planta de Caballito, por parte del personal de la Policía de la Ciudad sin  ninguna orden judicial. Lamentablemente, como ya viene ocurriendo en repetidas oportunidades, nos encontramos ante la situación de trabajadoras y trabajadores que han sufrido dos situaciones injustas y acumuladas: el despido sin justa causa y la vulneración de los derechos consagrados en el Art. 14 Bis de nuestra Constitución Nacional, entre otras legislaciones y convenios adheridos. Consideramos que frente a esta situación no podemos mirar para otro lado. Como representantes de quienes trabajan y desarrollan su vida en nuestra Ciudad no podemos permitir que sean vulnerados los derechos de quienes se manifiestan para defender sus puestos de trabajo”, concluyeron las legisladoras.

Deja un comentario