Villa Soldati: impulsan mejoras urbanas para los barrios Ramón Carrillo y Lacarra

El oficialismo presentó un proyecto de ley de rezonificación.

La legisladora Lía Rueda (Vamos Juntos) presentó un proyecto de ley de “adecuación de la infraestructura, integración socio urbana, reordenamiento parcelario y zonificación de los barrios Ramón Carrillo y Lacarra”, en Villa Soldati (Comuna 8), en el marco de lo dispuesto en la Ley N° 1.333.

Es para “cristalizar el  derecho a la vivienda digna y al hábitat adecuado de los habitantes de los barrios Ramón Carrillo (ocupado por familias del ex albergue Warnes, viven 5028 personas) y Lacarra (son 940 personas mudadas hace 20 años de la traza de la AU Cámpora),  derecho humano fundamental y que encuentra una robusta protección tanto en el ordenamiento nacional como local”, fundamentan los autores.

“El Proyecto de Ley contempla tres aspectos centrales; disposiciones generales de carácter social, disposiciones tendientes al ordenamiento territorial y normativa de carácter urbanístico. Todos persiguen el mismo fin: la integración socio urbana y adecuación de la infraestructura de ambos barrios. En cuanto a las disposiciones generales de carácter social, resulta dable destacar la impronta participativa con que el Instituto de Vivienda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lleva adelante sus intervenciones, que marca un trabajo en conjunto con los vecinos y las vecinas del barrio y los distintos actores del proceso,  que se ve fortalecida a partir del seguimiento de diversos organismos del Estado”.

“Asimismo, en consonancia con las misiones y funciones conferidas al Instituto de Vivienda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Proyecto de Ley contempla el ordenamiento territorial,  y encomienda a dicho organismo de llevar a cabo el proceso de regularización dominial. Ahora bien, en cuanto a las disposiciones de carácter urbanístico, es dable destacar la necesidad de dotar a los barrios mencionados de un tejido urbano homogéneo que genere condiciones para una mejor convivencia entre las distintas actividades locales respetando la identidad de los barrios. De esta forma, se dispone un reordenamiento parcelario de los polígonos que los integran, a efectos de ejecutar las obras de adecuación, ceder los inmuebles correspondientes a Espacio Público y transferir las redes de infraestructura a las respectivas empresas prestatarias”.

El Instituto de Vivienda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o el organismo que en el futuro lo reemplace será el organismo responsable de ejecutar las diferentes etapas del proyecto para la adecuación de la infraestructura e integración socio-urbana de los barrios Ramón Carrillo y Lacarra.

Las empresas adjudicatarias deberán contratar al menos un 20% de mano de obra constituida por habitantes de los barrios Ramón Carrillo y Lacarra para la ejecución de las obras a realizar.

Noticias relacionadas

El proyecto incluye la creación de la “Mesa de Gestión Participativa” para la adecuación de la infraestructura e integración socio-urbana de los barrios Ramón Carrillo y Lacarra con el objeto de garantizar e instrumentar la participación activa de los vecinos del barrio en todas las etapas del proceso.

Habrá integrantes del Instituto de Vivienda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o el organismo que en el futuro lo reemplace; los/as vecinos/as de los barrios como así también organizaciones barriales, sociales y religiosas con presencia en estos, quienes podrán expresar su voz y participar activamente. En caso de que se designe una Junta Vecinal, la Mesa de Gestión Participativa se constituirá como órgano consultivo de la misma; un representante del Ministerio Público de la Defensa. Podrá invitar a funcionarios de distintas áreas para exponer.

La “Mesa de Gestión Participativa” tratará las distintas etapas del proyecto para la adecuación de la infraestructura e integración socio-urbana de los barrios Ramón Carrillo y Lacarra, el cual contempla: apertura y consolidación de vía pública; provisión de equipamiento urbano; mejora y consolidación del espacio público; provisión de infraestructura de servicios urbanos (redes de agua potable, energía eléctrica, desagües cloacales, desagües pluviales, red de alumbrado público, gas natural, construcción de pasajes, repavimentación y construcción  de veredas); y criterios para el proceso de regularización dominial.

El “Barrio Ramón Carrillo” está delimitado por la Av. Castañares en su intersección con el eje de la Av. Mariano Acosta, por ésta hasta el eje de la calle Sin Nombre Oficial (a ceder), por ésta hasta el deslinde con la Fracción C, Manzana 109L, Sección 56, Circunscripción 1, por éste hasta el eje de la calle Sin Nombre Oficial, por ésta hasta el eje de la calle Laguna, por ésta hasta el eje de la calle Sin Nombre Oficial, por ésta hasta el eje de la calle Sin Nombre Oficial, por ésta hasta el eje de la calle Riestra, por ésta hasta su intersección con la Autopista Presidente Héctor J. Cámpora, por ésta hasta el eje de calle Sin Nombre Oficial (a ceder), por ésta hasta el eje de la calle Sin Nombre Oficial, por ésta hasta su intersección con la Avenida Castañares y por ésta hasta su intersección con la Av. Mariano Acosta, conforme surge del Anexo I que forma parte integrante de la presente ley.

El “Barrio Lacarra” está delimitado por la Av. Castañares en su intersección con el eje de la calle Sin Nombre Oficial, por ésta hasta el eje de la calle Sin Nombre Oficial (a ceder), por ésta hasta su intersección con la Autopista Presidente Héctor J. Cámpora, por ésta hasta su intersección con la Avenida Castañares y por esta hasta su intersección con la calle Sin Nombre Oficial, conforme surge del Anexo I que forma parte integrante de la presente ley.

El proyecto contempla transferir terrenos públicos al ámbito privado para lograr la regularización. También habrá una permuta entre el GCBA y el Arzobispado de Buenos Aires: “Autorízase al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a suscribir un contrato de permuta con el Arzobispado de Buenos Aires. En este, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se comprometerá a transferir parte de la Fracción B, Manzana 109L, Sección 56, Circunscripción 1, y parte de la Parcela 4, Manzana 109L, Sección 56, Circunscripción 1, equivalentes a una superficie estimativa de 2701,40 m2, sujeta a mensura final, al Arzobispado de Buenos Aires. Mientras que el Arzobispado de Buenos Aires se compromete a transferir al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, parte de la Fracción A, Manzana 109L, Sección 56, Circunscripción 1, equivalente a una superficie estimativa de 2592,74 m2, sujeta a mensura final, ello conforme se detalla en el Anexo IV que forma parte integrante de la presente ley”.