Villa Urquiza: construirán baldosas en memoria de los Mártires Palotinos

Habrá un encuentro este sábado desde las 14 en el Pasaje Palotinos y Echeverría.

Este sábado 9 de junio de 14 a 17 en Pasaje Palotinos y Echeverría (Villa Urquiza, Comuna 12) vecinos y agrupaciones políticas se reunirán para construir baldosas en recuerdo de los Mártires Palotinos.

Esta actividad está organizada por Jóvenes Palotinos y la Mesa X Memoria y Derechos Humanos de la Comuna 12 (Villa Urquiza, Saavedra, Coghlan, Villa Pueyrredón).

Según el sitio desaparecidos.org, en la madrugada del 4 de julio de 1976, fueron asesinados los sacerdotes de la comunidad palotina de San Patricio Alfredo Leaden, Pedro Duffau y Alfredo Kelly y los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti. Los religiosos fueron muertos a tiros en la Parroquia de San Patricio del barrio de Villa Urquiza.

El Padre Alfredo Leaden, de 57 años, era delegado de la Congregación de los Palotinos Irlandeses; el Padre Pedro Duffau, de 65 años, era profesor; el Padre Alfredo Kelly, de 40 años, era director del Seminario de Cataquesis en Belgrano y profesor en el Colegio de las Esclavas del Santísimo Sacramento; Salvador Barbeito, de 24 años, era seminarista, profesor de filosofía, psicología y catequista además de rector del Colegio San Marón; Emilio Barletti, de 25 años, era seminarista y profesor.

La causa fue reabierta en 1984, ya en tiempos del gobierno democrático de Raúl Alfonsín. En aquella oportunidad, el fiscal Aníbal Ibarra -posterior jefe de gobierno porteño- solicitó el procesamiento del policía Miguel Ángel Romano y del comisario Rafael Fensore. Ibarra consideraba que ambos habían sido partícipes del homicidio múltiple. Sin embargo, en junio de 1987, el juez Néstor Blondi desprocesó a ambos policías y clausuró la causa, por entender que los delitos habían prescrito, expuso el sitio El Observador (Uruguay).

Por el 25 aniversario del hecho, Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, concelebró una misa en 2001, cuando era arzobispo de Buenos Aires. Los lemas eran “Que todos sean uno para que el mundo crea” y “Juntos vivieron, juntos murieron”. La oración por los difuntos fue rezada por el obispo Guillermo Leaden, hermano de uno de los muertos, el padre Alfredo Leaden.

En junio de 2011 la Legislatura porteña fijó una placa en recuerdo de los Palotinos. Por los 40 años hubo una jornada de reflexión en el palacio legislativo de Perú 160.