caballito

Foto: Télam

Caballito: un fallo judicial frena un proyecto inmobiliario en el ex playón ferroviario

El proyecto contempla la edificación de un complejo de 1188 departamentos en Avellaneda al 1300.

Publicado el 18 de julio de 2023|
Compartir

La Justicia porteña volvió a suspender la construcción de un desarrollo inmobiliario con 10 torres, destinadas a viviendas y comercios, en el ex playón ferroviario de Caballito (Comuna 6).

La Sala II de Cámara de Apelaciones del fuero en lo Contencioso, Administrativo y Tributario revocó un fallo de primera instancia que autorizó la primera etapa del complejo de 10 edificios con 1188 departamentos en Avellaneda al 1300, bautizado como “Ciudad Palmera”. La resolución de los camaristas hizo lugar al reclamo de un grupo de vecinos y vecinas iniciado en abril del 2020 en oposición al permiso otorgado por el Gobierno porteño, consigna Télam.

Desde 1999 posee un terreno de grandes extensiones en el ex playón. Hace tiempo la firma quería construir un centro comercial, algo que había generado el rechazo vecinal. Sin éxito, en siete oportunidades intentó ante las autoridades que se haga el cambio de zonificación de los terrenos para poder edificar.

El inmueble se dividió en cuatro sectores, uno de ellos fue transferido a la empresa Portland, que se encargó de “Ciudad Palmera”. Los vecinos dicen que esa fue una estrategia legal para evitar el paso por la Legislatura porteña y someterse a los cambios en las reglas de zonificación.

Ante esta situación, los vecinos acudieron a la Justicia. Lo hicieron a través del Consejo Consultivo Comunal 6 y la asociación S.O.S. Caballito.

Pero, en agosto del 2020, en plena pandemia y con camiones dentro del predio, el juez de primera instancia Darío Reynoso ordenó mediante una medida cautelar la paralización de la obra por el impacto ambiental negativo que provocaría la construcción de 1188 departamentos y un shopping de 28.000 metros cuadrados. Por entonces, el juez consideró que “la forma en que es descripto el proyecto Ciudad Palmera por los medios de comunicación parecería configurar un plan maestro. Aun cuando quiera alegarse que es solo una política comercial de venta y publicidad del emprendimiento, la magnitud y envergadura induce a pensar que por ello se le otorgó la denominación de ‘Ciudad'”, evoca la agencia citada.

En un nuevo fallo emitido en junio, el magistrado Reynoso suspendió la medida cautelar, con lo que dejó habilitado el inicio de la obra. Consideró que existían “nuevas circunstancias fácticas” que hicieron revisar su anterior opinión vinculadas a la firma de un acuerdo entre IRSA y Portland para modificar el proyecto inmobiliario y morigerar el proyecto original.

En tanto, el viernes pasado la Sala II de la Cámara revocó el fallo de primera instancia de Reynoso que autorizó la construcción. Citaron el informe de la fiscal de cámara Karina Cicero del 10 de julio, que dice que “es factible entender que el proyecto estaría diseñado para funcionar como un conjunto total donde cada una de sus partes, es decir, los edificios, cocheras, galerías y locales comerciales de cada parcela, no pueden escindirse e interpretarse sino dentro del marco que le proporciona el resultado final de la obra como proyecto global”.

Así, Martín Iommi, vecino y uno de los impulsores de las presentaciones ante la justicia porteña junto al Consejo Consultivo Comunal 6 y la asociación S.O.S. Caballito, dijo: “Este fallo es histórico, la sentencia favorable se suma a otro logro barrial después de más de 20 años de lucha por una calidad de vida mejor”.

Compartir



Otras personas están leyendo