El gasto en educación del GCBA cayó unos 40 mil millones, según el CEPA

Su Observatorio de Economía Urbana analizó que hubo una caída de “dos puntos porcentuales la proporción del gasto en educación dentro del gasto total, pasando del 19,7% al 17,7%”.

El Observatorio de Economía Urbana del CEPA elaboró dos informes que analizan en profundidad el gasto en Educación y Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, entre 2016 y 2022. Allí se concluyen: “Se observa una caída cercana a los 40 mil millones de pesos a precios de 2023. También cae dos puntos porcentuales la proporción del gasto en educación dentro del gasto total, pasando del 19,7% al 17,7%. Al analizar la ejecución específica del Ministerio de Educación, se observa una caída de casi 60 mil millones de pesos entre 2016 y 2021, una caída cercana al 13% de la ejecución. Luego, en 2022, se revierte parcialmente. Aún así, analizado entre puntas el Ministerio sufre un recorte cercano a los 35 mil millones de pesos a precios de 2023”. Datos completos.

Los resultados que analiza el CEPA son: “Una caída de la inversión en educación de 35 mil millones de pesos. Además, se detectaron más de 38.000 millones de pesos de presupuesto no ejecutado durante todo los años bajo análisis. En la mayoría de los programas se detectaron ajustes. Por ejemplo en los programas de educación primaria estatal, cayó 24% el presupuesto de Jornada Simple y 27% en Jornada Completa. También en educación para adultos, que sufrió un ajuste del 28% en primaria y 13% en secundaria”.

“Respecto al mantenimiento de la infraestructura escolar, se detectó un recorte de más del 50% entre su pico en 2018 y la ejecución de 2022 con una caída cercana a los 9 mil millones a precios de hoy. Respecto a la educación superior, se observan importantes reducciones en las partidas de profesorados y escuelas superiores. El ajuste llega a 7.200 millones de pesos, lo cual no es compensado por la UniCABA que sólo ejecuta 900 millones de pesos”, se agrega.

“Finalmente, el gasto en personal también se ve reducido, lo que manifiesta una caída de los salarios reales, una reducción de personal, o una combinación de ambas. En este caso el ajuste es de 30.000 millones de pesos, una caída del 11% de la masa salarial”, concluye un resumen del estudio.