Floresta: comerciantes irrumpieron en la obra y protestaron contra la construcción del Metrobús Alberdi-Directorio

La situación ocurrió al mediodía en Alberdi, entre Ensenada y Baradero, adonde arribaron trabajadores de una empresa contratada por el Gobierno porteño e intentar la colocación de un vallado a fin de restringir el tránsito sobre una de las márgenes de la avenida para avanzar con las tareas viales.

Comerciantes de la porteña Juan Bautista Alberdi irrumpieron hoy en la obra de construcción de un carril para el transporte público, conocido como Metrobús, que ejecuta el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sobre esa traza, a la altura del barrio porteño de Flores (Comuna 7), y frenaron los trabajos en rechazo al proyecto oficial al asegurar que perjudicará la actividad de los locales en la zona.

La situación ocurrió al mediodía en Alberdi, entre Ensenada y Baradero, adonde arribaron trabajadores de una empresa contratada por la administración porteña a bordo de camiones, para luego intentar la colocación de un vallado a fin de restringir el tránsito sobre una de las márgenes de la avenida para avanzar con las tareas viales.

Según fuentes oficiales, la primera etapa del proyecto será en la zona de Alberdi donde se extiende un polo de comercios de venta de sanitarios y cerámicos que agrupa unos 400 locales y más de 2.000 empleados, los cuales se oponen al carril ya que prevé, una vez en funciones, la prohibición de estacionar sobre la avenida.

“Vinieron y empezaron a avisar que saquemos los autos”, dijo a Télam Mario, uno de los comerciantes que fue parte del grupo que se congregó en la zona de obra para iniciar una protesta que incluyó un corte total al tránsito vehicular sobre Alberdi con carteles con leyendas como “No al Metrobús. Obra inútil, innecesaria y nociva”.

Horas después, los trabajadores de la empresa tercerizada volvieron a cargar las estructuras metálicas en el camión y se retiraron de la zona.

La improvisada manifestación formó parte de las protestas protagonizadas por los comerciantes y vecinos al considerar que impactará negativamente en la actividad comercial ya que la prohibición del estacionamiento impedirá a los clientes dejar sus autos en lugares cercanos a los locales, algo necesario ya que la mercadería que adquieren suele ser pesada.

Sebastián, comerciante de hace más de 25 años, expresó su preocupación: “Con este Metrobús, nuestra actividad en la avenida Alberdi será inviable, porque trabajamos con mercadería de gran volumen, por lo que, con las restricciones, los camiones no podrán descargar y los clientes no van a poder estacionar cerca”.

Por su parte, el representante de la Comuna 10 por el Frente de Todos, Fernando Moya, sostuvo que “hoy Horacio Rodríguez Larreta quiso avanzar con la obra del Metrobús, pero vecinos y comerciantes lo impidieron”.

“Obra inconsulta, innecesaria que pone recursos solo para engrosar la cuenta de ‘amigos’”, agregó.

Deja un comentario