Las murgas porteñas denuncian recortes y se mantienen en estado de alerta

Señalan que en el GCBA piensan autorizar una decena de corsos, mientras las agrupaciones de carnaval solicitan 35, a realizarse en esquinas tradicionales porteñas.

Las murgas porteñas se declararon en estado de alerta y movilización. Denuncian que el Gobierno porteño pretende recortar la cantidad de corsos callejeros a realizar los fines de semana de febrero.

Según expresaron algunos representantes murgueros con este medio, la idea del GCBA, a través de su Ministerio de Cultura, es pasar de 35 corsos requeridos en total por todas las agrupaciones de carnaval a unos 10 cortes de calle y otra decena más en parques o espacios públicos.

Este miércoles se realizaría una nueva reunión de directores de murga donde se planificarán acciones de protesta, a fin de exigir la autorización de los 35 corsos, ubicados en esquinas emblemáticas, con décadas de presencia.

Hay que recordar que en el verano de 2021 no hubo corsos por los riesgos sanitarios de la pandemia. En el verano del 2022 hubo un carnaval acotado, con una docena de locaciones, entre parques y esquinas.

Desde Carnaval en los Barrios, canal oficial de las murgas porteñas, manifestaron: “La Comunidad del Carnaval Porteño está en estado de alerta y movilización”.

“Estamos organizando un plan de acción frente a la intención del Gobierno de la Ciudad de recortar el Carnaval. A pocos días del inicio del festejo popular más importante de nuestra Ciudad, el gobierno porteño decide darle nuevamente la espalda a su pueblo”, sumaron.

Mostrar comentarios (1)