Metrodelegados anunciaron un nuevo paro escalonado en el subte

El jueves 8 de junio durante todo el día.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) anunció que el jueves 8 de junio habrá un nuevo paro en todas las líneas de subte y el Premetro de forma escalonada. Reclaman por un franco más a la semana para estar menos expuestos a formaciones con asbesto.

Según se informó, este será el cronograma de la medida de fuerza: “Líneas D y H, de 5:30 a 10.00 hs; Línea E, de 10:00 a 14.30 hs; Líneas A y B, de 14:30 a 19.00 hs; Línea C, de 19 hs al cierre”.

“Desde la AGTSyP comunicamos que en el marco de nuestro reclamo por apertura de la mesa paritaria para discutir mejoras laborales, que incluye los dos francos semanales, y condiciones salariales, no hemos sido convocados por las autoridades por lo que nos vemos obligados a tomar las siguientes medidas de autodefensa”, indicó el gremio.

El sindicato denuncia la “negativa” por parte de la empresa concesionaria Emova, de Subterráneos de Buenos Aires S.E. (Sbase) y de la Subsecretaría de Trabajo del Gobierno porteño de reabrir la mesa paritaria para “discutir condiciones laborales y salariales”. Aseguran que la paritaria de su sector venció en febrero.

“Emova responde a los reclamos mintiendo a los usuarios al afirmar que el subte es un lugar seguro. Mientras a los trabajadores les descuenta ilegalmente días trabajados y aplica sanciones ilegítimas e ilegales con el objetivo de acallar el reclamo”, dijeron en un comunicado.

Los metrodelegados desde hace varias semanas realizan este tipo de medidas de fuerza porque exigen reducir su jornada laboral de 36 a 30 horas semanales “para tener dos francos y disminuir nuestra exposición al material cancerígeno asbesto”.

Así, la empresa afirmó en un comunicado: “En las últimas semanas, los usuarios del subte ya se han visto afectados por 13 interrupciones del servicio a raíz de las decisiones tomadas por el gremio. La compañía ha manifestado en reiteradas oportunidades su disposición al diálogo, pero la reducción de la jornada semanal resulta inviable sin afectar las actividades de operación de la red de subte”.

De todos modos, los metrodelegados contestaron: “A la crisis sanitaria actual provocada por la presencia de material cancerígeno prohibido en toda la red de subte, se suma la provocación de la concesionaria Metrovías-Emova descontado ilegalmente y sin justificación alguna cientos de días de salario a trabajadores de todas las líneas”.

“Busca que dejemos de denunciar la actitud criminal que tienen contra la salud de usuarios y trabajadores”, sumaron.