Bajo Flores: cierra el CeSAC N° 31 del Barrio Illia “de forma indefinida por precariedad edilicia”

La medida se implementaría desde el 9 de enero. “Solicitamos a las autoridades pertinentes respuestas acordes a la gravedad del problema a la brevedad”, expresaron los trabajadores.

Trabajadores del Centro de Salud y Acción Comunitaria N° 31 del Bajo Flores (Ana María Janer 1800) informaron que el centro de atención primaria permanecerá cerrado “de forma indefinida por precariedad edilicia”.

En un comunicado afirman: “Queremos informar a la comunidad que desde el lunes 9 de enero de 2023 las puertas del CeSAC 31 estarán cerradas de forma indefinida. La razón del cierre es la precariedad edilicia histórica, que se agravó en el último tiempo. Actualmente hay riesgo eléctrico, falta de agua y filtraciones de agua permanentes en las paredes desde las viviendas superiores, haciendo inseguro nuestro lugar de trabajo y la atención a los usuarios y usuarias del CeSAC”.

“En noviembre del 2022 debimos cerrar dos semanas luego de que un trabajador de este efector de salud recibiera una descarga eléctrica de una pared deteriorada con humedad. Se realizaron arreglos provisorios, inspecciones de seguridad y solicitudes formales a las autoridades competentes para soluciones definitivas. Tras lo cual reabrimos las puertas”, rememoran.

“Tras reiterarse un evento similar el 13 de diciembre de 2022 se suspendió el ingreso de pacientes, sosteniendo atención mínima (farmacia, vacunación, testeo de covid, entrega de leche y asesorías). Actualmente tenemos que cerrar para proteger la integridad física de los trabajadores y trabajadoras, pero no tenemos certezas en relación al plan de acción de reparación de las instalaciones y o relocalización”, lamentaron. “La situación es incierta tanto para nosotros trabajadores como para ustedes comunidad. Queremos seguir brindando atención de calidad e integra, en un espacio seguro”, resaltan.

“Creemos firmemente que el potencial cierre definitivo del CeSAC 21 vulneraría la accesibilidad a la salud de la población con la que trabajamos. Solicitamos a las autoridades pertinentes respuestas acordes a la gravedad del problema a la brevedad y la comunidad su apoyo para que no desaparezca la salita del Barrio Illia”, concluyeron.

Deja un comentario